31/05/2018

LA POLITICA DE DIVIDENDOS

La mejora económica, una situación de liquidez en la empresa más estable y la entrada en vigor desde el año pasado del artículo 348 bis de la Ley de Sociedades de Capital  provocan cada vez más un debate sobre la conveniencia o no del reparto de dividendos. El adecuado equilibrio entre el deseo de rentabilidad de los accionistas y, por otro lado, el objetivo de fortalecimiento de la solvencia y liquidez de la empresa, requieren una adecuada política de dividendos. A ello se unen temas fiscales y la alternativa de elevar o adecuar las retribuciones de los miembros del Órgano de Administración. Por tanto, resulta no sólo conveniente sino necesario establecer en cualquier empresa, con independencia de su tamaño, unos criterios de retribución al capital y al Órgano de Administración que satisfaga a todas las partes sin que ello implique el debilitamiento de la sociedad. Adicionalmente, el establecimiento de reglas y políticas claras permitirá evitar los nada deseables conflictos societarios